Gran Logia Simbólica Española

LA LOGIA LLUÍS VIVES CELEBRA SUS PRIMEROS 20 AÑOS

Enrique Andreu, Javier Giménez Carpintero, Luis Algorri y Marco Antonio Coronel

La Logia Lluís Vives nº 37, de la Gran Logia Simbólica Española, conmemoró sus primeros veinte años de trabajo masónico en la ciudad de Valencia con un acto público celebrado el pasado 15 de julio en la Sala de la Muralla del Colegio Mayor Rector Peset. Moderó el acto el presidente de la Logia, dr. Enrique Andreu-Moliner. Intervino en primer lugar Luis Algorri, Gran Orador de la GLSE, que representaba a la Gran Maestre, Nieves Bayo. Felicitó a todos por el aniversario y pidió a los miembros del Taller que “no parasen” en su tenaz trabajo, más necesario que nunca en este tiempo en el que los valores humanistas que defiende la Masonería parecen postergados “por el empuje aparentemente irresistible de la ambición, de la codicia, del egoísmo, de la insolidaridad, del sálvese quien pueda”.

A continuación hubo una sorpresa: se presentó el mismo Lluís Vives (Valencia, 1493 – Brujas, Bélgica, 1540). Un actor, ataviado a la manera del Renacimiento, preguntó a los presentes, entre otras cosas, si en estos tiempos se seguía quemando gente, como cuando él vivía. Ante la respuesta algo imprecisa de los presentes, leyó una selección de frases del gran pensador y humanista valenciano, que tuvo que huir de España para salvar su vida.

El gran pensador español del Renacimiento

El profesor Marco Antonio Coronel Ramos, profesor de Filología Clásica de la Universidad de Valencia y premio “Humanismo e Ilustración” en 2009, habló después sobre “Juan Luis Vives: la ética ciudadana para construir la paz”, y resaltó con enorme brillantez cómo el filósofo valenciano, partiendo del paradigma del humanismo cristiano renacentista, fue una de las más claras mentes del librepensamiento europeo de su época, trabajador infatigable por la tolerancia, la concordia y sobre todo la paz. Frente a Maquiavelo, que representa la resignación a la maldad humana y su utilización para alcanzar y conservar el poder, Vives representa la apuesta por la bondad del ser humano y la esperanza de la armonía entre las gentes, pero siempre desde la libertad, la educación y la sabiduría.

El último interviniente fue Javier Giménez Carpintero, maestro masón y uno de los fundadores de la Logia Lluís Vives, quien leyó la conferencia Mis hermanos me reconocen como tal, una síntesis de la historia de la Masonería desde 1717 que concluyó con un relato de la trayectoria de la propia Logia. Destacó el espíritu integrador del Taller y su capacidad para generar otras Logias que hoy siguen trabajando felizmente.

Por último, el Trío de Cámara compuesto por Lucía Alcañiz (clarinete), Nuria González (viola) y Pau Hueso (piano), interpretaron obras de Max Bruch y W. A. Mozart. Todos fueron muy aplaudidos por el público, que llenaba la sala. El acto concluyó con una comida de hermandad en un restaurante del pueblo de Catarroja.

  • Usuarios

  • Eventos

      Otros eventos

    • Siguenos

    • Contacto

      Ponte en contacto con nosotros haciendo click en este enlace.

      Fomulario de contacto

    • Copyright © 2013 Gran Logia Simbólica Española. Todos los derechos reservados. Sitio web creado por Embat