Gran Logia Simbólica Española

R.·.L.·. Bentayga Nº 68

Tal y como ocurrió en todo el territorio español, en Canarias la guerra civil iniciada en 1936 supuso para los masones consecuencias verdaderamente nefastas, viéndose condenados al exilio con la pérdida de todos sus bienes o, como sucedió en el peor de los casos, a sufrir ejecuciones sumarísimas costándoles la muerte a muchos de ellos, sufriendo otros la persecución política y el confinamiento en cárceles en condiciones verdaderamente inhumanas, así como el descrédito publico tanto suyo como de sus familias al completo, todo ello simplemente por el mero hecho de ser personas libres, de buenas costumbres, defensoras de la democracia, de los derechos humanos y la igualdad entre todos los hombres.

A principios del año 2008, un nuevo grupo de defensores de esos principios por los que aquellos antepasados nuestros lucharon con todas sus fuerzas e ilusión, tuvimos la satisfacción de dar un importante paso dentro de la Masonería canaria, recogiendo el testigo de estos predecesores nuestros y recobrando parte de esa historia perdida hace muchos años con la constitución de nuestro Taller en Gran Canaria.

De esta forma también unimos nuestro quehacer masónico junto a nuestra Logia Hermana Nueva Era nº 65 ubicada en la isla de Tenerife, ambas auspiciadas por la Gran Logia Simbólica Española.

Al mismo tiempo y conjuntamente con otras Respetables Logias de nuestro Archipiélago, esperamos que a través de nuestros trabajos, estos den los frutos apropiados y con ellos podamos lograr, en la medida de nuestras posibilidades, una sociedad más libre, igualitaria y fraternal. Esa es la intención que ahora nos mueve y esperamos que a través de ella, sean conocidas nuestras actividades tanto dentro como fuera del ámbito masónico, las cuales solo aspiran a conseguir esa sociedad fraternal en la que todos los seres humanos sean definitivamente y por siempre iguales.

Este es un fiel reflejo de la realidad con la que los miembros fundadores de esta Logia en su nueva andadura se sienten satisfechos, al igual que nos ha sensibilizado la idea de que quedaba una deuda pendiente con nuestra sociedad canaria, una deuda que saldar con nuestra propia historia en la cual existía un hueco por completar.

Un hueco que hoy pretendemos llenar con nuestro trabajo diario y a través de él podamos lograr dos de nuestras mayores metas:

– Que el recuerdo de los masones canarios desde sus inicios hasta su actividad final por las causas ya conocitas, así como el de tantos otros masones de nuestra tierra, sea debidamente recuperado y al menos con ello se consiga reparar en parte el sufrimiento que hubieron de padecer, tanto ellos como sus familias, por defender nuestros más altos ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

– Que seamos capaces de mantener dignamente y en lo más alto, a través de nuestra labor masónica en pos de una sociedad más justa y fraternal, el nombre que hoy con orgullo tiene nuestra Respetable Logia, el de un buen ciudadano y un buen masón como lo fue D. Juan Rodríguez Doreste.

Con nuestra ilusión, nuestras ganas y la voluntad de todos los que conformamos esta Respetable Logia Simbólica Juan Rodríguez Doreste, así como con la deseada unión de todos los Francmasones esparcidos por la faz de la Tierra, esperamos contribuir a la divulgación de los principios éticos, morales y sociales que toda sociedad moderna debe mantener, no solo para y por la mejora de todos los que habitamos en nuestra Comunidad Autónoma de Canarias sino, a ser posible, para todo aquel que nos visite o conozca, ya sea a nivel nacional o internacional.

Localización: Las Palmas de Gran Canaria

Nuestro email: bentayga@glse.org

Nuestro email: logiabentayga@gmail.com

Nuestra página web: http://masonescanarios.com

Copyright © 2013 Gran Logia Simbólica Española. Todos los derechos reservados. Sitio web creado por Embat