Gran Logia Simbólica Española

PALABRAS DEL GRAN MAESTRE EN SAN SEBASTIÁN

El Gran Maestre de la GLSE, Xavier Molina, ante el monumento ‘Memoria de una Luz’, en Donostia-San Sebastián

 

Palabras del Gran Maestre tras el acto de inauguración del monumento ‘Memoria de una Luz’, elevado por los masones de la Logia Altuna nº 52 en el Jardín de la Memoria de Donostia-San Sebastián. Es un homenaje a todos los masones represaliados en España durante el franquismo

 

Queridos Hermanos:

Todos somos, en parte, responsables por el tiempo que ha pasado desde la restauración de la democracia a la recuperación de la memoria histórica. Esta es una crítica a uno mismo, a nuestra organización, la GLSE y a nuestra sociedad en conjunto. Pero estoy convencido de que lo que destaca no es el tiempo pasado, de por sí injusto a todas luces, sino los miedos que aún existen en nuestro entorno más inmediato para plantear seriamente un asunto como este. No podemos continuar así. El trabajo que han realizado los Hermanos de la logia Altuna es un inicio, pero debe estar lejos de ser el final. La Gran Logia Simbólica Española tiene el compromiso de tomar un papel activo para la recuperación de la memoria histórica.

Ayer mismo, la Comisión Permanente de la GLSE dio el primer paso para la creación de un grupo de trabajo, a nivel nacional, que nos permita hacer una justa revisión de la represión que sufrió la Masonería en España durante gran parte del siglo XX. Todas las logias de la GLSE recibirán la invitación para iniciar los trabajos en este campo, y cuento con la coordinación y liderazgo de los Hermanos de Altuna nº 52.

Son muchos los motivos que nos empujan a ello. Podríamos hablar de justicia, de reparación histórica, de tantas otras razones. Seguro que cada uno de vosotros tenéis una idea particular de por qué debe hacerse esto. Todas son respetables. En mi opinión, debemos liderar la recuperación no solo de la historia, sino del nombre de la Masonería en España. A veces pienso que la victoria de los alzados contra la democracia sigue vigente en el daño hecho a nuestra institución. Nuestro entorno más inmediato (Portugal, Francia, Italia, muchos países más) cuenta con organizaciones masónicas con miles de afiliados; en cambio, en nuestro país los masones nos contamos por algunos centenares.

UNA INSTITUCIÓN HONORABLE

Ya no se trata de un tema de crecimiento o de planes de marketing: allí ni estamos ni se nos espera. Se trata de que nuestra sociedad conozca que la Masonería es una institución honorable, que busca el desarrollo de las personas y con el ello el desarrollo de una sociedad más justa y fraterna. No pretendemos cambiar la sociedad, ni el gobierno, ni las leyes, ni las calles, ni los edificios, ni construir catedrales. Buscamos facilitar el desarrollo de una persona en la más absoluta libertad de conciencia y pensamiento. Un desarrollo que debe realizar el individuo consigo mismo, sin verdades absolutas, sin mandamientos, sin leyes, sin gobiernos: es así como conseguiremos mentes críticas y reflexivas acerca de las verdades absolutas, de las leyes o de los gobiernos… e incluso, después de todo ello, puede que alguien se decida a construir una catedral, volviendo a nuestros orígenes simbólicos. Lo que es seguro es que desde la más absoluta libertad habremos conseguido cambiar a la persona, a la sociedad, a las leyes y a los gobiernos.

Cierto, conspiramos. Conspiramos para ver crecer a las personas con mentes críticas, con valores republicanos, entendidos como la búsqueda de la libertad, igualdad y fraternidad. Espero conspirar para ello hasta el fin de mis días.

CONTRA LAS MENTIRAS

La belleza de la Masonería me enamoró hace ya unos años; pero cuanto más la conozco más, y a pesar de todos los problemas que padece (como cualquier otra institución humana), mi amor no deja de crecer. Por ello me resulta especialmente doloroso que las mentiras del franquismo prevalezcan en nuestro país, como las presas construidas por la dictadura en su particular lucha contra la pertinaz sequía.

Han pasado casi 43 años de la muerte del dictador que construyó presas en las mentes de los españoles. Tenemos un país de piedra en bruto. Pretendemos luchar contra la sequía derrumbando las presas. No vamos a quedarnos parados, vamos a trabajar.

Muchas gracias, Hermanos.

 

 

 

 

 

  • Usuarios

  • Eventos

      Otros eventos

    • Siguenos

    • Contacto

      Ponte en contacto con nosotros haciendo click en este enlace.

      Fomulario de contacto

    • Copyright © 2013 Gran Logia Simbólica Española. Todos los derechos reservados. Sitio web creado por Embat